Historia de BA

 

Biometría Aplicada es una empresa mexicana fundada en el año 2000 enfocada en la identidad digital. Uno de sus logros iniciales fue integrar una de las primeras aplicaciones bancarias que autenticaba a los clientes de cuentas de ahorro mediante el uso de biométricos. Esta aplicación estaba dirigida a la población no bancarizada que carecía de documentos oficiales y que requería de una identidad segura.

Durante los años siguientes desarrolló soluciones para empresas corporativas de sectores como el retail, bancario y telecomunicaciones, ayudándoles a reducir fraudes dentro de sus procesos al implementar identidades digitales seguras tanto de clientes como de colaboradores.

Con esta experiencia fue que en 2004 crea su primer sistema integral de gestión de identidad digital llamado Identitum, capaz de gestionar diferentes biometrías e integrar motores biométricos de distintos fabricantes, además de ser compatible con múltiples dispositivos biométricos para ajustarse a las necesidades específicas de los clientes. A partir de este momento no sólo se dedicó a integrar tecnología, sino también a desarrollar sistemas de software biométrico para seguir innovando soluciones que fortalecieran los procesos de sus clientes, manteniéndose a la vanguardia.

Durante estos años, Biometría Aplicada también identificó la necesidad de generar un sistema capaz de validar documentos oficiales. Así es como nace Autentidoc, solución enfocada en verificar la validez de un documento oficial para fortalecer los elementos de identificación. Hasta ese entonces este método de validación solamente era utilizado en oficinas de migración, extendiendo así su uso a distintas industrias para validar identidades de clientes.

Gracias a la constante innovación tecnológica mostrada por la empresa, en 2008 pasó a formar parte del Registro Nacional de Instituciones y Empresas Científicas y Tecnológicas (RENIECyT) y para el 2013 se integró como el primer miembro registrado de México en Biometrics Institute LTD, un organismo internacional independiente e imparcial para el intercambio de conocimientos e información sobre biometría, y que promueve un uso responsable y ético de los biométricos.

En 2015, en el sector de los fondos de ahorro para el retiro surgió una nueva regulación que buscaba garantizar una plena identificación biométrica de los agentes promotores de las Afores para realizar trámites y permitir una mayor trazabilidad en los procesos. A la fecha, 7 de las 10 Afores que operan en México han utilizado las soluciones de Biometría Aplicada para optimizar sus operaciones.

En el año 2017, Biometría Aplicada logró obtener la certificación CMMI, que contiene las mejores prácticas dentro de la industria del software en materia de desarrollo, mantenimiento, adquisición y operación de productos y servicios, con el nivel 3 en la Integración de Modelo de Madurez de Capacitación en Servicios.

Entre 2016 y 2018, en México se presentó un alarmante crecimiento en el delito de robo de identidad. Ante esta situación, Biometría Aplicada lanzó una campaña para concientizar a autoridades y corporativos sobre los riesgos de no contar con un sistema de seguridad robusto para el resguardo de datos personales, y el llamado tuvo una amplia difusión en medios de comunicación como Forbes, El Universal, Expansión, El Financiero Bloomberg, Dinero Imagen, El Sol de México, Milenio, La Jornada, El Economista, entre otros.

Actualmente, Biometría Aplicada cuenta con 6 soluciones biométricas en su portafolio y ha colaborado con más de 500 instituciones de los sectores financiero, gubernamental, telecomunicaciones, retail y educación. En el rubro gubernamental, ha trabajado con los tres niveles de gobierno -federal, estatal y municipal- para apoyar a las dependencias a solucionar problemáticas en temas de seguridad, salud, financiero, atención ciudadana, programas sociales y electoral.

Asimismo, ha participado en distintas conferencias a nivel internacional como el ID World, London Biometrics Conference, ID4Africa, Connect ID en Washington, entre otras.

Desde su salida al mercado, Biometría Aplicada ha implementado un proceso de transformación digital continuo para seguir a la altura que los tiempos demandan y para poder ofrecer a sus clientes una propuesta de valor que les permita llevar a cabo una interacción ágil y segura dentro de la economía digital.

Su principal solución, Identitum, es un claro reflejo de esta constante transformación, ya que tras haber sido creada en 2004, ha vivido dos renovaciones principales, la primera en 2011 -Identitum 2.0- y la más reciente en 2018 -Identitum 3.0-, con la finalidad de adaptarse a las nuevas tendencias tecnológicas.

Actualmente, ante la pandemia de COVID-19, desarrolló una solución de onboarding digital llamada EMI Plus, la cual busca adecuarse a las necesidades de fortalecer la seguridad de las transacciones digitales, facilitando la interacción y las funcionalidades de los dispositivos biométricos.