¿Estadios, máquinas expendedoras y apps de citas? La validación de la identidad llegó para quedarse

 

El covid-19 y las medidas sanitarias que hoy implementamos en el día a día, como el lavado de manos, el uso de cubrebocas, la toma de temperatura y la sana distancia, han llevado a muchos giros de negocio a considerar alternativas tecnológicas para mantener seguros a sus clientes, pero sin dejar de tener una interacción fluida y constante.

Es así como los biométricos están ganando terreno cada vez más en sectores donde quizá nunca hubiéramos esperado que nos solicitaran la autenticación de nuestra identidad. Estos son algunos ejemplos:

Estadios deportivos

Estadios de futbol en España y Estados Unidos han incursionado ya en la utilización de tecnología biométrica, particularmente en el reconocimiento facial, para generar entornos más seguros para sus empleados y fanáticos de este deporte.

Entre los principales beneficios que ha ofrecido la tecnología es que los estadios no deben realizar grandes inversiones para implementarla, ya que funciona a través de una app que debe ser instalada por los aficionados en sus propios teléfonos celulares, y tras un registro previo de sus datos biométricos y su identificación, podrán acceder al recinto evitando largas filas y limitando el contacto persona a persona.

Centros comerciales y supermercados

Recientemente, Sam’s Club dio a conocer el lanzamiento de una app que permite hacer compras sin hacer filas y con la menor interacción posible con otras personas. A través de esta herramienta, con la que se inicia sesión a través de una contraseña y la validación de datos biométricos, el cliente puede ubicar con mayor facilidad los productos de su preferencia a través de los códigos de barra y pagarlos desde su teléfono inteligente. El supermercado afirma con que esta app se reducirá el tiempo de estancia de los compradores, lo que reduce el riesgo de contagio de covid-19.

En el caso de los centros comerciales, la tecnología permite controlar el aforo dentro de las instalaciones y evitar aglomeraciones por áreas, además de llevar un monitoreo de la temperatura de los usuarios.

Máquinas expendedoras y misceláneas sin personal

Sin lugar a duda, una de las principales preocupaciones en todos los países es evitar el acceso de los menores de edad a bebidas alcohólicas y, donde son legales, a drogas como el cannabis.

Ante ello, se han desarrollado máquinas expendedoras que pueden verificar la edad del comprador, que a través de una app debe realizar un registro y autenticación previos de su identificación oficial, y al realizar una compra, el sistema hace una validación de su identidad con sus datos biométricos y permite el pago con una billetera electrónica.

Este mismo concepto puede escalarse a tiendas completas de comestibles e incluso ya existen algunos programas piloto en Suecia, donde han instalado en zonas rurales misceláneas que operan 24 horas los 7 días de la semana sin necesidad de que haya personal atendiendo al cliente. Aunque pudiera parecer un modelo de negocio interesante, aún deben resolverse algunos temas de seguridad, ya que todavía se sustenta en la confianza de que el cliente no se llevará productos sin pagar.

Aerolíneas y hoteles

¿Te imaginas poder abrir la puerta de tu habitación de hotel sólo con sonreírle a una cámara? Empresas hoteleras de todo el mundo se han volcado a la biometría para agilizar el acceso de sus huéspedes a sus instalaciones a través del reconocimiento facial, permitiéndoles hacer un check-in de manera digital y el ingreso a sus habitaciones sin las tradicionales llaves o tarjetas electrónicas.

Esta iniciativa genera además la oportunidad de crear una oferta personalizada para el usuario y una reducción de papel y tiempo en las operaciones del lugar, lo que finalmente se traduce en ahorros.

En el caso de las aerolíneas, un registro previo de los datos biométricos y la autenticación de sus documentos oficiales permite un flujo más ágil de pasajeros, validar los requisitos de salud para poder volar y evitar fraudes con los boletos de avión. Además, aceleran el proceso de facturación y permite personalizar los programas de viajero frecuente.

Aplicaciones de citas

Sí, también las apps de citas están incursionando en el reconocimiento biométrico con el objetivo de generar más certeza a sus usuarios de que la persona con la que están interactuando es quien realmente dice ser.

Por ejemplo Tinder solicitarán la verificación de un documento de identidad oficial del usuario, un programa que empezó a funcionar en Japón en 2019, pero que ahora busca extenderlo al resto de los países donde tienen operaciones. Inicialmente, el proceso será voluntario y lo que se busca es prevenir casos de acoso y violencia entre quienes utilizan su servicio.

Casinos

La validación de la identidad también está llegando a los casinos, particularmente a aquellos que tienen operaciones en línea, con el objetivo de prevenir los fraudes, la suplantación de identidad y de cumplir con las regulaciones que tienen diversos países para prevenir varios delitos.

Estas herramientas permitirán también limitar el acceso a mayores de edad e identificar a aquellas personas que hayan sido vetadas en algún otro establecimiento o plataforma.

¿Tu negocio ha tenido que reducir la interacción con tus clientes por culpa de la pandemia, pero no crees que los biométricos sean aplicables a tu operación? Acércate a los expertos de Biometría Aplicada para conocer las alternativas tecnológicas existentes, podría sorprenderte la cantidad de casos de uso que tienen estas herramientas.

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *