¿Cómo elegir a mi proveedor de tecnología biométrica?

 

“Sólo hay dos tipos de compañías: las que ya fueron hackeadas y las que lo van a ser” o “hay dos clases de empresas: las que han sido hackeadas y las que no saben que lo han sido”, son frases atribuidas de manera indistinta a Dmitri Alperovitch, ex vicepresidente de Investigación de Amenazas de McAfee; a Robert Mueller, ex director del Buró Federal de Investigaciones​ (FBI), y a John Chambers, ex presidente de Cisco, y aunque nadie sabe a ciencia cierta quién las expresó, se han convertido en el mantra de los expertos en ciberseguridad.

Pero estas frases no han dejado de evolucionar y ahora ya se habla de que “sólo hay dos tipos de compañías: las que ya fueron hackeadas y que lo serán otra vez”, como una advertencia de los especialistas sobre los riesgos que corren las empresas en el desarrollo de la economía digital.

Con ello buscan dejar en claro que todas las organizaciones con una operación activa pueden sufrir fraudes y ataques cibernéticos, sin importar el tamaño o el giro en el que se desempeñen, aunque evidentemente existen algunas cuyo grado de vulnerabilidad es mayor.

Ante esta realidad, las identidades digitales se han alzado como una alternativa de seguridad no sólo para prevenir afectaciones directas al patrimonio de la empresa, sino también como un mecanismo para prevenir repercusiones legales o reputacionales, sobre todo en aquellas organizaciones que deben cumplir con regulaciones específicas.

“Quizá la primera pregunta que debo hacerme es si mi empresa está regulada por alguna autoridad, como por ejemplo la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), la Comisión Nacional Bancaria de Valores (CNBV) o por las leyes generales del país en materia de prevención de fraudes y lavado de dinero, porque en estos casos no tengo alternativa y debo tener la capacidad de identificar tanto a mis colaboradores como a las personas a las que les presto un servicio”, explica Adolfo Loera, presidente del Consejo de Administración de Biometría Aplicada.

“En caso de no estar obligado por ley a tener este tipo de protección, debo hacer un análisis muy objetivo sobre qué tantas restricciones tienen mis colaboradores para acceder a información delicada de la compañía; qué tan sencillo es que tengan acceso a los activos que manejo; que grado de vulnerabilidad tiene la información que me proporcionan mis clientes, lo que los hace susceptibles de sufrir un  fraude o hackeo y, además, con qué herramientas cuento para identificar que he sido víctima de un ataque y para seguir las huellas del criminal”, agregó.

El experto en identidades digitales recalcó que con la pandemia de covid-19, que ha llevado a implementar medidas de sana distancia, es trascendental que las empresas generen canales de relacionamiento a distancia con sus clientes, para poder seguir brindando un servicio óptimo y para seguir atrayendo a nuevos usuarios, pero eso a su vez los hace más susceptibles de sufrir un ataque cibernético si no se implementan los candados adecuados.

“Al abrir la puerta a medios digitales como plataformas web o aplicaciones móviles, también estoy abriendo una brecha en mi seguridad, pero no por ello podemos sacrificar la relación con nuestros clientes potenciales o cautivos. Por ello, las identidades digitales son una alternativa adecuada para aquellas herramientas que buscan tener candados de seguridad sólidos, pero sin dejar de ser amigables con los usuarios. Hoy, con tomarte una selfie o poner tu huella, ya puedes tener una interacción segura en el mundo digital”, aseveró Loera.

Si ya te convenciste que la tecnología biométrica puede ser una buena alternativa para garantizar la seguridad de tus operaciones, ahora viene otra pregunta relevante: ¿qué debo buscar en los proveedores de tecnología biométrica para identificar el mejor servicio?

El fundador de Biometría Aplicada, empresa mexicana con más de 20 años en el mercado, recomienda como primer paso verificar la experiencia del proveedor en diferentes sectores, y una vez que podamos confirmar sus credenciales, entonces es momento de establecer contacto con la compañía para verificar que sean capaces de comprender el flujo de tu negocio, que escuche tus necesidades concretas y que te ofrezca alternativas de solución integrales.

También es importante que haga un perfil de tu negocio, para que la solución que te ofrezca sea adecuada a tu operación y a tus recursos; que no sólo busque colocar el producto más sofisticado y caro cuando no lo vas a poder aprovechar. Hoy en día existen diversos servicios que se pueden ofrecer a través de la Nube, lo que reduce costos en infraestructura y mantenimiento.

En este sentido, es relevante que tome en cuenta las regulaciones que rigen al sector en el que te desarrollas, para que puedas cumplir adecuadamente a lo que te marca la ley en materia de seguridad. Si no estás obligado por ley a instalar biométricos en tu operación, es importante que verifiques que la tecnología que estás adquiriendo cumpla con estándares internacionales, lo cual no sólo te garantizará la calidad de ésta, sino también su interoperabilidad y su escalabilidad.

Un proveedor que confía en su tecnología no tendrá inconveniente en hacerte una demostración de sus funcionalidades. Aprovecha la oportunidad para preguntar todas las dudas que te surjan y para observar qué tan amigable es su solución, ya que eso determinará también qué tanta aceptabilidad tendrá en la organización.

Por último, otro punto para considerar es si el proveedor trabaja con la Metodología Agile para desarrollo de software, lo cual garantiza flexibilidad y rapidez en la implementación de las soluciones, pero además como clientes podrás ir viendo resultados tangibles de cómo va avanzando tu implementación.

Quizás también te interese leer…

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *