Biometría en el sector aéreo

¿Quién pensaría que con una simple fotografía podríamos abordar un avión?
Actualmente existen diferentes aeropuertos que utilizan tecnología biométrica como medio de identificación en las puertas de embarque. Los principales usos en los viajes son para la gestión de la identidad, con el fin de crear experiencias más seguras y convenientes para los pasajeros.
Se busca que con el uso del reconocimiento de rostro se aumente la seguridad y agilice el transporte aéreo. Al realizar una identificación por medio del rostro hace que la seguridad del pasajero aumente y esto disminuya la autetnticación 1:1 que debe realizar el agente del puente fronterizo o de la aerolínea que se encuentra en la puerta de embarque.
Se estima que para el 2021 la mayoría de los aeropuertos y aerolíneas puedan brindar una experiencia fluida a los pasajeros y esto ayude a automatizar, e incluso eliminar procesos que resulten tediosos a los usuarios. El día de hoy el 40% de las aerolíneas y el 36% de los aeropuertos creen que el principal beneficio que esta tecnología puede ofrecer es la de agilizar procesos, por ejemplo, al reducir la necesidad de múltiples controles de identidad. Esta iniciativa es un trabajo en el cual deben colaborar desde aerolíneas, aeropuertos, gobiernos y proveedores de soluciones biométricas.

Biometría de Rostro

Gracias a los resultados que proporcionan la empresas dedicadas a la implementación de tecnología biométrica nos indican que la identificación por rostro será la biometría más implementada en soluciones para el 2020.
El reconocimiento facial se ha mejorado en escenarios controlados ya que se ha sometido a rigurosas pruebas de campo en el mundo real y gracias a los motores biométrics de rostro en menos de cinco segundos se puede realizar el reconocimiento facial de una persona, por lo que es una tecnología lista para ser implementada en los diferentes sectores del mercado.
Como mejor práctica para el sector aéreo el uso de reconocimiento facial siempre es respaldado por un experto que se encuentre en la puerta de embarque para poder tener una doble autenticación y se pueda ofrecer una mejor experiencia al pasajero.